Fibrólisis diacutánea o ganchos

Qué es la fibrolisi diacutanea o “ganchos”?

La fibrolisis diacutanea o terapia de ganchos es un método de tratamiento de las algias del aparato locomotor con el objetivo de mejorar las adherencias de los planos de movimiento inter-tisulares mediante la movilización analítica y selectiva de zonas tisulares. Se realiza mediante unos ganchos contra la piel que permiten una invaginación del área específica hasta llegar a la estructura patológica a tratar.

La fibrolisis diacutanea o terapia de ganchos es un método de tratamiento de las algias del aparato locomotor con el objetivo de mejorar las adherencias de los planos de movimiento inter-tisulares mediante la movilización analítica y selectiva de zonas tisulares. Se realiza mediante unos ganchos contra la piel que permiten una invaginación del área específica hasta llegar a la estructura patológica a tratar.

Para entender un poco más ésta terapia, se han de entender estos dos términos:

  • Fibrolisi: Disolución mediante la movilización y estiramiento de las adherencias tisulares
  • Diacutanea: Mediante un aparato (gancho) contra la piel.

Es una terapia creada por el fisioterapeuta Kurt Ekman. Es una terapia que ofrece grandes resultados a diferentes niveles.

Cuáles son sus efectos?

Mecánicos: Sobre las adherencias y corpúsculos fibrosos que limitan el movimiento entre los planos de deslizamiento. También sobre cicatrices, hematomas, etc. La finalidad de la fibrolisi (romper) es la de producir un aumento del movimiento de diferentes planos tisulares.

Circulatorios: Estimulación a nivel local de la circulación sanguínea y linfática con una probable liberación de histamina de la zona tratada.

Reflejos: Por inhibición de los puntos reflejos.

Indicaciones

  • Adherencias por traumatismos o intervención quirúrgica
  • Procesos inflamatorios o degenerativos de estructuras musculo-esqueléticas: fascitis, tendinitis, pubalgias, etc.
  • Neuralgias consecutivas a una irritación mecánica de los nervios periféricos.
  • Tratamientos de síndromes tróficos de las extremidades, síndromes compartimentales.

Contraindicaciones

  • Mal estado de la piel (frágil, melanomas)
  • Estado trófico del sistema circulatorio (fragilidad capilar, varices, adenomas)
  • Pacientes con tratamientos anticoagulantes o neurolépticos
  • Niños y ancianos

Técnica

Ésta técnica consta de 3 fases:

  • Palpatoria: Se realiza con la mano que no dirige el gancho y sirve para delimitar de manera grosera la zona a tratar.
  • Palpatoria instrumental: Se realiza con el gancho y sirve para localizar de manera precisa las adherencias y corpúsculos fibrosos existentes.
  • Fibrolisi: Se realiza con el gancho y trata de realizar una tracción de la zona con el objetivo de alargar e incluso romper las adherencias existentes.

CONOCE A NUESTRO EQUIPO

CONTACTA CON NOSOTROS

Tu nombre (requerido)

Tu Email (requerido)

Asunto

Tu Mensaje

He leído, entiendo y acepto la política de privacidad *Requerido