yoga-infantil

Yoga infantil

SuryaKiranam es un método de yoga para niños desarrollado durante los últimos 19 años por Isabel Cervantes, Profesora y Formadora de Profesores de Yoga e Instructora de Meditación. El objetivo principal de SuryaKiranam cuyo significado es “rayos de Sol”, es el de acercar los beneficios del yoga a los niños,de una forma amena y a la vez profunda, en la que los niños aprendan a respirar, a sentir su cuerpo, a relajarse pero sobre todo a ser, niños sanos y felices. El Yoga es una tradición milenaria cuyo origen se dio en la India. Es una filosofía, una forma de vida que a través de diversas técnicas, ayuda a las personas a mantenerse sanas y equilibradas. El Yoga nos ofrece técnicas que nos ayudan a armonizarnos y a evolucionar como seres humanos. Podemos imaginar que es como un inmenso y antiguo árbol de cuyo tronco parten diferentes ramas que con sus herramientas ayudan a las personas a llevar una vida más sana. Así es que con la práctica de ciertos ejercicios, y el aprendizaje de una correcta y profunda respiración, la sangre se purifica, el cuerpo se relaja y la mente se calma. Esto mejora la concentración para el desarrollo de cualquier actividad.

Los cambios causados por el Yoga, son naturales y permanecen durante mucho tiempo. La práctica del Yoga alivia a los niños de las intensas exigencias de la vida moderna.

Tenemos hoy en día muchos casos de como el exceso de ansiedades destruye la salud y la felicidad. Los niños están creciendo en una sociedad que no les dá tregua, internet, todo tipo de juegos de consola que saturan sus mentes y retienen a sus cuerpos en posturas que no son saludables, o la televisión.

Tienen un exceso de actividades extra escolares. Este exceso de presión está dando lugar a casos muy serios de ansiedad en edades muy tempranas. Se dan casos en los que los niños dicen estar cansados para realizar algún tipo de actividad física agradable, como practicar yoga o jugar en el parque, pero al llegar a casa se tumban en el sofa y se conectan a internet.

Quedan atrapados en un mundo virtual que desarrolla más ansiedad e incapacidad de comenzar y terminar una tarea, mostrando impaciencia y nerviosismo.

El yoga para niños se convierte en una forma divertida de desarrollar sus potenciales creativos. Es beneficioso para todo tipo de niños, desde el inquieto al pasivo, desde el ansioso al curioso, desde el flexible al que se siente torpe…a todos les ayuda a activar sus cuerpos,a conectar los dos hemisferios cerebrables, a disfrutar y aprender de sus propios cuerpos, de sus emociones, a reconocer sus talentos y habilidades, y a respetar sus diferencias, en un espacio de confianza y autoestima.

Desde el primer momento en el que el niño comienza a practicar Yoga, se le ha de explicar con claridad que el Yoga no es una práctica competitiva, que no hay mejores o peores, ganadores o perdedores, que en la sala de Yoga, todos somos iguales, que jugamos practicando las posturas con el objetivo de sentirnos mejor; que no le duela la espalda por la mala postura en la escuela o por cargar con la pesada mochila, que se relaje el cuerpo y la mente, que disfrute de respirar profundo y ver lo bien que le hace sentir…

Los niños deben de sentirse libres de expresarse, sin la presión de tener que ser los mejores o de buscar un premio por esforzarse, deben de sentirse libres de críticas o juicios, y entender que nadie espera de ellos nada de lo que no sean capaces de hacer disfrutando, sonriendo, respirando y conectándose con una sensación de calma y autoestima. Los niños agradecen profundamente tener un espacio en donde ser ellos mismos, y experimentar con su cuerpo todas las posibilidades de percepción sensorial.

No tienen que sacar buenas notas, no tienen que ser los más divertidos, para sentirse incluídos en el grupo. En la sala de yoga deben de encontrar un espacio en donde conectarse ellos mismos y aprender de las dificultades y retos que representen cada práctica, desde una visión de curiosidad, sensibilidad y diversión.

Algunos días vendrán malhumorados o cansados, habrán discutido con papá o con mamá, o quizás con algún profesor o compañero de la escuela, a lo mejor habrán tenido un exámen y vendrán con la sensación de sentirse frustrados… y es en esos momentos cuando el profesor/a ayudará al niño a respirar esas emociones y a calmarse.

Hay ocasiones en las que es conveniente aprovechar el entorno del Yoga para que algún niño, si hay tenido un día difícil, comparta la experiencia y al hacerlo se sienta más cómodo con sus emociones y por supuesto con el apoyo y respeto del profesor y del grupo de niños. En cualquier caso, el profesor/a de yoga deberá estar atento y sensible a las circunstancias personales de los niños, para poder valorar en cada momento, la mejor acción a realizar, acompañarlos y ofrecerles herramientas para canalizar la situación.

CONTACTA CON NOSOTROS

Tu nombre (requerido)

Tu Email (requerido)

Asunto

Tu Mensaje

Estructura de la Práctica Surya Kiranam

Clase de 1 hora:

* 40 minutos en los se que combinan ejercicios de respiración, estiramientos y de posturas de yoga

* 10 minutos de relajación con visualización /masaje

* 10 minutos: – pintando mandalas, los niños son muy visuales y esta última actividad les encanta y les ayuda a concentrarse, a la vez que es un buen momento para tener un contacto especial con cada niño, acompañándoles en la selección de colores e ideas creativas.

– meditación guiada con visualización

Estructura de una sesión de Yoga para Niños

. Cantos de Mantras (cantos universales que ayudan a los niños a conectar con la respiración y abrir el espacio para la práctica de yoga)

. Ejercicios de Respiración

. Posturas de Yoga

.Técnicas complementarias al finalizar la sesión: Relajación, Visualización, Meditación, Concentración, Mandalas y Cuenta cuentos

Es recomendable que los grupos de niños no sean más de 8 o 10 para poder ofrecer una enseñanza de calidad, pero dependiendo de la edad, si son mayores de 10 años, los grupos pueden ser más grandes. Cuando son niños entre 4 y 8 años y son grupos más grandes se requieren dos personas; un profesor y un asistente. Es importante que el niño se sienta atendido y guiado.

Horario:
Mapaches (De 3 a 6 años) Lunes de 17h a 18h cada 15 días.
Cherokies (De 7 a 12 años) Lunes de 18:15h a 19:15h cada 15 días.
Comanches (De 13 a 17 años) Miércoles de 17:30h a 18:30h.

Precio:
Matrícula 10€
12€ clase