Hoy os presentamos a Emma, ​​una chica que se lesionó jugando al baloncesto y pasó un auténtico calvario durante 11 meses. Aquí os dejamos su relato personal sobre la experiencia de la lesión.

Fuerza Emma y adelante!

“El día 7 de octubre de 2017 voy lesionarme en el entrenamiento de baloncesto.

Me dijeron que era un simple esguince, que hiciera reposo y no darme ningún otro respuesta.

Por un mal diagnóstico, estuve muchas semanas haciendo reposo y sin jugar al baloncesto ni hacer vida normal.

Cuando supuestamente ya podía volver a la normalidad, me volvió a doler el tobillo.

Volví a visitar al médico y allí comenzó una serie de tratamientos como infiltraciones durante varias semanas, rehabilitación durante meses, tratamientos osteópatas y una serie de intentos para rehabilitar el pie, que no sólo hacían que me sintiera cada vez más frustrada y alejada de mi equipo sino que no servían para nada; me sacó alguna molestia pero no me recuperaban del todo el pie.

Se acercaban los 12 meses de baja deportiva y seguía sin poder hacer nada de deporte y mi miedo cada vez era mayor a intentarlo.

Finalmente, gracias al August y Marc, osteópata y fisioterapeuta deportivo de FisiocatSalut, que me han ayudado a devolver el tobillo a la normalidad y recuperar la autoestima que poco a poco iba perdiendo al ver que la cosa no mejoraba.

Sólo puedo agradecerles que el pasado 7 de Noviembre, después de un año de espera, pude pisar de nuevo la pista con mi equipo y mi gente, lo que me hizo sentir genial. “